jueves, 20 de mayo de 2010

#11

Al entrar, el aburrido doctor Moretti se encontró a todas sus pacientes en la habitación. Carmen viendo la televisión, Ambrosia haciendo punto, Rosario leyendo el Hola y Rena jugando a las damas con Jun en una mesita.
- Ah, estupendo -dijo el doctor-. Me viene fantástico que estén todas juntas hoy; me ahorran muchísimo tiempo... ¿A alguien le duele algo...? ¿La cabeza? ¿La barriga?
- Yo estoy bien, Moríte -dijo Carmen.
- Moretti.
- Eso.
- A mí me duele un poco la cabeza, ¿me pueden traer un Paracetamol? -dijo Ambrosia.
- Sí, claro. Se lo apunto a la enfermera, que no está -empezó a escribir en una libreta y siguió hablando sin levantar la mirada del papel-. ¿Rosario?
- Yo con usted no me hablo.
- Bien -contestó, arrancando el papel y metiendo la libreta en el bolsillo de la bata-, lo que sea me lo manda usted por fax.
- Ande y váyase por ahí.
Haciendo caso omiso a los rezongos de la anciana, se acercó a Rena, que estaba concentrada en la partida de damas, y llamó su atención con un cariñoso toque en el hombro.
- ¿Y vos? ¿Estás bien, Renata?
Ella le miró y respondió con rápidos asentimientos de cabeza.
- Magnífico. Ahora vendrá la enfermera con su Paracetamol, Ambrosia.
- Doctor -llamó Jun-. ¿Y mi hermana?
- Ah, Michi Sawada, ¿no? Bien, están haciéndole pruebas. Dentro de un rato la subirán a su habitación -respondió con una sonrisa.
Jun respondió con otra sonrisa mientras el doctor se marchaba, pero Ambrosia interrumpió:
- Espere, doctor Macizo.
Moretti se dio la vuelta con parsimonia.
- ¿Se acuerda de lo que le dije el otro día? ¿Que le iba a presentar a mi nieta? Es que le veo siempre tan aburrido y melancólico...
- No, Ambrosia por favor...
- ¡Que sí, que sí! Se llama Fátima. Anda por aquí hoy porque quiere hablar con usted...
Al tiempo, una chica joven, de unos 25 años, rubia de pelo corto y brillantes ojos azules, entró en la habitación y trató de llamar la atención del doctor.
- Ambrosia, déjese de tonterías... -empezó a decir Moretti.
- Hola -dijo la chica tímidamente-. Soy Fátima, la nieta de Ambrosia. Disculpa que te moleste, es que estoy haciendo un encuesta...
- ... no estoy aburrido...
- ... a inmigrantes que estudian en España y se quedan a vivir aquí y...
- ... ¡y no necesito ninguna chica!
- ¡Doctor! -insistió Fátima.
Él se giró hacia la joven y se vio engullido por la profundidad de sus ojos azules.
- ¿Qué...? Ehm... Eh... Ah... ¿Qué?
Se hizo el silencio.
- ¿Puedo hacerle algunas preguntas? - dijo Fátima, sonriendo.
- Sí - respondió, tajante, y con semblantes repentinamente serio.
Salieron de la habitación y se hizo de nuevo el silencio durante un momento.
- ... Le ha cazado -dijo Jun, con la cabeza apoyada en la mano derecha.
Rena sonrió y movió ficha.



Lluvia fría

4 comentarios:

yuko dijo...

Como dudo de que esto me admita tanto código HTML, hazme el favor de imaginarte lo siguiente a 72 en negrita y con blink:

"Le ha cazado"

LOLEVER. X_D

Tempe dijo...

La pregunta es: ¿por cuál empiezo a leer, Lluvia fría o No moriré del todo? =P

mayumako dijo...

@Tempe Da igual, son dos historias distintas y no están publicadas cronológicamente, sino que los fragmentos se publican a lo random.

Niicky Gray dijo...

Cazado forever (yo también quiero "cazar" a alguien xD)

Kissu :3