lunes, 7 de junio de 2010

#21

"No..."

Tumbada boca abajo, en la cama, sin tapar. La cabeza en el borde de la almohada, los ojos fijos en la pared.

"No... quiero"

La vía le escocía en la mano. Fuera llovía y el repiqueteo en la ventana la adormecía.

"...Se acabó"

Juagaba con los pliegues de la sábana bajera, distraída.

"Quiero... dormir"

Cerró los ojos y se apagó, sin llegar escuchar el histérico aviso de la maquina a la que estaba conectada.

Más tarde, dos médicos que no conocía:

- ¿Lo ha hecho a propósito?

- Sí, de nuevo.

- ¿Qué es esta vez?

- Coma.

Uno de los médicos suspiró.

- Un día se va a matar.


Lluvia fría.

1 comentario:

Niicky Gray dijo...

Tienen razón, si sigue por ese camino un día se matará u.u