domingo, 6 de junio de 2010

#20


La imagen del verano flotando en las olas,
la mentira que se dejó atrás se mueve con la marea.

El estupor es superficial y los sueños son crueles.
Un ángel que llora y una cuna eterna.
Si sólo estuvieras aquí, todo estería bien.
Un amanecer pintado de morado.

Balanceándose en el tren sin destino,
sintiéndose perdido en el paso del tiempo.

Ese día, cuando tus pensamientos inacabados
desaparecieron en el cielo nocturno,
las lágrimas corriendo por tu mejilla estaban
en el pasado. Yo nunca me di cuenta.

El corazón inocente que aprende de la moralidad de las cosas.
Al final, la debilidad se convertirá en amabilidad.
Los ojos de una niña pequeña que llora injustamente.
Por cada tristeza que tuve, yo sentí amor.

Los colores actúan y tocan la música de un futuro vibrante,
los fuegos artificiales explotando en el cielo.
No olvides ni siquiera esa imagen evanescente, esa luz lejana e infinita.

Antes de que el chico lo supiera, se encontró cómodo
en la sombra de la chica.
Antes de que pudiera darse cuenta
se había enamorado sin ni siquiera conocer
la insoportable tristeza escondida en los ojos de ella.

Ese día y los secretos que me contaste
desaparecieron en el cielo nocturno.
Apenas me di cuenta de que las lágrimas estaban corriendo por tus mejillas.
Los colores se dispersan y pintan un nuevo futuro, como
fuegos artificiales explotando en el cielo.
No olvides ni siquiera esa imagen evanescente, esa lejana e infinita luz.

Pinta el cielo nocturno.


Música: Miya
Letra: Tatsurou
Traducción: mayumako

1 comentario:

Liz dijo...

Que hermosa letra :D