viernes, 18 de junio de 2010

#27

- Gonzalo, calláte la boca ya, eh.
- Pero, ¿es que no lo ves? -replicó acércandose a Rena, que lo ignoraba completamente y seguía mirando por la ventana del pasillo, sentada, como siempre, en el alféizar-. No responde.
- ¿Y qué interés tenés en que te responda, si no hablás nada coherente?
- Eh, eh, eh -le desafió con el dedo índice erguido, pero Moretti lo miraba como si fuera estúpido-. Sin faltar.

Rena, desde las alturas, parecía estar en otro mundo. Al otro lado de la ventana había dejado de llover.

- ¿Lo ves? -insitía Gonzalo-. ¿Lo veeeeeeeeeees?

Empezó a hacer aspavientos delante de la muchacha, pero ésta no parecía notar nada.

- ¡Está catatónica, Rafa!

La expresión del doctor cambió un poco, se cruzó de brazos, apoyó su peso sobre una pierna y levantó una ceja, mirando algo por detrás de Gonzalo.

- ¿Qué pasa, qué haces, qué miras?

Moretti no contestó. Gonzalo se dio la vuelta y se encontró con el inexpresivo rostro de Rena a escasos centrímetros del suyo.

- .......¡AAAAAAAAAH! - se resbaló y se cayó sobre el suelo encerado.

Sin modificar un sólo rasgo de su expresión, Rena se enderezó, estiró la espalda y adoptó exactamente la misma postura que tenía en un principio. Moretti sonrió significativamente, metió las manos en los bolsillos de la bata y se alejó sin mirar a Gonzalo, que estaba en el suelo frotándose las posaderas.


Lluvia fría.

3 comentarios:

Niicky Gray dijo...

El Gonzalo este tiene pinta de ser un poco imbécil, la verdad :S

(Me encanta Moretti y su habla argentina <3)

ladymaria dijo...

Un saludo

yuko dijo...

Venganza divina! \o/ (?)

Por cierto Gonzalo va a ser un habitual? Parece un poco repelente el chico D: