sábado, 27 de noviembre de 2010

#60

"Ahora, cada vez que miro en el espejo, la veo detrás de mí. Y es tan real que siento como si pudiera estirar el brazo, introducirme en el espejo y ser capaz de tocarla al otro lado. Sin embargo, cuando doy media vuelta la ilusión desaparece y vuelvo a encontrarme solo en la habitación.
Siempre noto que está cerca. Siempre, desde aquel día. Su presencia latente e invisible me desespera y me embelesa. Me complace verla, sentirla y saber que vela por mí; pero me desgarra el alma la certeza de que no puedo alcanzarla.
Pero, mientras esté en mi interior y su corazón lata al mismo ritmo que el mío, me sentiré entero y completo, capaz de cumplir la nueva misión que se me ha encomendado. Gracias a ella he recordado lo que significa estar vivo. Ella me hace sentir vivo."




Samos.

3 comentarios:

Aotsuki Ayame dijo...

Awwww.... es muy bonito, pero muy triste... me da la sensación de que "ella" está muerta y jo T_T
Sigue escribiendo!ò.ó
PD: Siento haber tardado en postearte xDDD

Alma Con Arte dijo...

Wow. Me has transportado a un lugar gris y frío, asusta un poco :S
Muy bien escrito!!!

Iria dijo...

Me GUUUUSTA. Exijo que sigas escribiendo. Muy bien expresado, muy dulce y elegante. Iria aproves this!

MUASES