viernes, 6 de agosto de 2010

#47

Vaahl trató de seguir su paso apresurado, sin dejar de insistir.

- Si Leet dice que existe una técnica de destrucción masiva mar'hem, existe, Erva. Y quiero verla.

- No existe -repitió, aburrida-. Y ahora déjame, tengo prisa.

- Dime, ¿qué es? -porfiaba-. ¿Potentes hechizos elementales? ¿Un nivel estratosféricos del Aurora? ¿Resucitar a los muertos?

Harta, Erva se detuvo de repente y alzó un brazo con la mano a pocos centímetros de la frente de Vaahl, y colocó los dedos de una manera extraña, con el dedo corazón apoyado en el pulgar.
Él, impaciente y emocionado, contuvo la respiración. Ella, con cara de hastío, liberó su dedo corazón y le dio una fuerte toba en la nariz.

- ¡¡AH!! -Vaahl se llevó las manos a la nariz y se la frotó con energía para aliviar el dolor-.

Erva ya seguía caminando a paso ligero.

- ... Aaaaau... -repitió en voz baja mientras la observaba alejarse.


Samos.

4 comentarios:

Mientras Lees dijo...

Si me hace eso a mí el cabreo que me pillo es monumental xDDD

Un beso!

-Da-

Eneri dijo...

*ejercita su dedo indice dando a las teclas*
Dos cosas: Vaahl es un pesado, y Erva me acaba de empezar a caer bien xDDD
Sobre todo me ha gustado la parte en que la ilusión de él se ve rota por una buena leche xD

Niicky Gray dijo...

Me ha encantado esta escena, y sobre todo Erva *O* Buena forma de quitárselo de en medio, si señora :3

yuko dijo...

Lerdaco xDDDDDDD